Carmelo Fontánez
Madeline Ramírez
Nelson Sambolín

Laudo

El jurado del 27mo. Certamen de Arte Juvenil ARTECOOP estuvo compuesto por los artistas Carmelo Fontánez y Nelson Sambolín y la especialista en comunicación y relaciones públicas Madeline Ramírez.

Este jurado se reunió el lunes, 23 de noviembre de 2020 a las 2:00 pm en la oficina central del Grupo Cooperativo Seguros Múltiples, acompañados por las integrantes del personal administrativo Itamar Rodríguez, Vanessa Martínez y Rizick Rosario.

En esta edición del certamen se presentaron 122 participantes de escuelas especializadas y 175 de escuelas no especializadas, para un total de 297. Esta cantidad de participantes pudiera parecer baja si la comparamos con años anteriores. No obstante, refleja la bravura de estos jóvenes al enfrentar la pesadumbre de este momento que nos ha tocado vivir con la determinación de responder con optimismo al lema que anima nuestra convocatoria: NAVIDAD RITMO Y COLOR, ESPEJO DE LA IMAGINACIÓN.

Cabe señalar que la merma en la cantidad de participantes no ha implicado menoscabo en la calidad de los trabajos presentados. Afirmamos también que las deliberaciones del jurado se condujeron en un ambiente de cordialidad, rigor intelectual y respeto a las opiniones de cada uno de sus integrantes y a las propuestas de los participantes.

Agradecemos al GCSM la oportunidad de aportar al éxito de este proyecto de responsabilidad comunitaria y crecimiento cultural de nuestro pueblo.

3er lugar escuela no especializada

Más que diseñar, este participante interesa narrar una acción. Por eso recurre al lenguaje del cómic. Esto se denota, no solo porque nos cuenta esta anécdota navideña de la manera más simple y cándida posible, sino porque recurre a las onomatopeyas para asegurarse de que estamos entendiendo la trama. ZZZ… para indicar que las víctimas del asalto están durmiendo y SHH… para pedirle silencio al niño, novato en estos menesteres.

2do. lugar escuela especializada

Refinamiento, sobriedad, cuidadísima ejecución y énfasis en el ritmo y la cadencia son los elementos formales que dominan esta propuesta. Sin embargo, el o la joven artista no cae en el vacío de la sofisticación. Al contrario, el protagonista en esta pieza no es la forma sino el contenido, el cual se manifiesta a través de un conjunto de objetos que le dan un inequívoco sentido de identidad cultural a esta composición.

1er lugar escuela no especializada

Bella e ineludible. Contemporánea, electrónica y urbana. Llamativa tanto por sus atributos cromáticos como por su diseño y su fuerza dibujística. Aunque su contenido nos remite al folklore puertorriqueño, su enfoque plástico habla el lenguaje pop. Sin duda, esta combinación resulta válida y exitosa como obra de arte.

1er lugar escuela especializada

Los vejigantes, sean de Ponce o de Loíza, no solo tocan panderos. También tocan guitarra, cuatro y maracas. Callejera, revoltosa, traviesa y agitadora, la música de parranda o de comparsa requiere instrumentos livianos y portátiles. Contrario a la música de salón esta música necesita calle. La San Sebastián o cualquiera otra. Desde siempre y en todas las culturas las máscaras han incitado la imaginación de los artistas plásticos. Lo importante es mantener el ritmo y el color, espejo de la imaginación.